PRESENTACION

VENTA E INSTALACIÓN DE CALDERAS DE GAS EN BILBAO
TELÉFONO DE ASISTENCIA: 622 100 758


VENTA E INSTALACIÓN

Venta, instalación, reparación y mantenimiento de calderasVendemos, instalamos y reparamos las mejores marcas de calderas del mercado (Junkers, Vaillant, Roca etc.). Ofrecemos una garantía de 2 años en todos nuestros productos. Consulte nuestras ofertas.

Más información

REPARACIÓN 24 HORAS

Reparación y mantenimiento de calderas de gas en Bilbao
En nuestra empresa reparamos todas las marcas de calderas del mercado, usamos siempre piezas originales para garantizar la plena satisfacción de nuestros clientes. Solicítenos presupuesto gratuito ahora.

Más información

FONTANEROS EXPERTOS

Fontaneros instaladores autorizados de CalderasSomos fontaneros profesionales, realizamos todo tipo de trabajos de fontanería en Vizcaya, desde averías urgentes, desatascos, cambio de sanitarios, hasta instalaciones completas de agua y calefacción.

Más información

ATENCIÓN TELEFÓNICA

Instalaciones de fontaneria y calefacción en Bilbao
Disponemos de una central de asistencia telefónica que le asesorará gratuitamente en la instalación que mejor se adapte a sus necesidades, resolución de incidencias, solicitud de presupuestos, ventas, etc.

Más información

Marcas de calderas

¿Necesita los servicios de un CALDERISTA, FONTANERO o PROFESIONAL DE LA CALEFACCIÓN?, damos servicio a TODA VIZCAYA

RELLENE EL FORMULARIO Y SOLICITE PRESUPUESTO GRATIS





Calderas y eficiencia energética

Calderas y eficiencia energética
Todo sistema de ACS y calefacción ahorrará más si está adecuadamente optimado. Para esto, profesionales de servicios técnicos cualificados le propondrán la instalación de aparatos de nueva generación, como las calderas de condensación.

Por otro lado, el aluminio y el PVC son productos muy convenientes para la realización de aislamientos para la calefacción, en tanto que tienen un mínimo factor de conductividad térmica.

Profesionales especializados en calderas le proporcionan posibilidades para que consiga ahorrar con su caldera.

La eficacia energética de los inmuebles puede ser mejorada desde múltiples perspectivas. Es esencial que los aparatos, como las calderas, escogidos, sean los mejores en cuanto a la posibilidad para obtener ahorro y posibilidades para una optimización energética de todo la construcción.

Con las nuevas calderas de condensación, se logra un ahorro derivado de tal aprovechamiento de los gases de la combustión. Van a ser importantes aspectos como los aislamientos de las edificaciones, los cuales deberán ser de calidad si se pretenden resultados, las calderas para una mejor eficiencia energética son en especial indicadas cuando se quiere el ahorro económico debido.

Los usuarios tienen acceso a otro tipo de calderas, como las de bajo NOx, sistemas de enorme interés mediante el que se minimizan las emisiones contaminantes.

Los profesionales le darán asesoramiento para aprovechar al máximo el calor, de manera que no se produzca una ineficiencia energética.

El ahorro de calefacción es uno de los deseos de todos y cada uno de los usuarios que se sirven de calderas, como de estufas y cualquier sistema, sea con el comburente que sea.

Puede informarse en Bilbao sobre los diferentes géneros de calderas, cada persona es diferente, como de esta forma lo son sus necesidades.

Las revisiones profesionales son importantes por cuanto nos referimos a elementos que trabajan con gases y productos en ocasiones inflamables.

Recordemos que es de gran importancia no solo que los aparatos sean de calidad, sino también que los inmuebles integren unos convenientes aislamientos.

En el caso de que los usuarios no puedan hacerse cargo de la adquisición de calderas de condensación, de bajo NOx o con otros sistemas avanzados, al menos deben intentar un mantenimiento profesional de sus calderas, un mantenimiento que deberá se proporcionado por los especialistas eficientes.

Aislamientos para la calefacción

Aislamientos para la calefacción

Todo sistema de ACS y calefacción ahorrará más si está convenientemente optimizado. Para ello, profesionales de servicios técnicos cualificados le propondrán la instalación de aparatos de nueva generación, como las calderas de condensación. Con las calderas de condensación, el ahorro es evidente, aunque este se completará más gracias a los aislamientos para la calefacción. Si bien los productos instalados han de poseer sistemas tan avanzados como los de las calderas de condensación (que se sirven de los gases creados durante la combustión para la obtención de más energía), también han de permanecer en inmuebles convenientemente aislados.

Los aislamientos térmicos harán ahorrar energía de las calderas, así como también serán eficaces para conseguir mayor comodidad. En la actualidad, el confort debe asociarse a un ahorro energético que permita una buena clasificación del inmueble en cuanto a eficiencia energética. Las casas, locales, etc., solo deben gastar lo que es preciso, y con este fin se instalan estructuras aislantes térmicas, como las formadas por perfiles de aluminio y PVC.

El aluminio y el PVC son productos muy adecuados para la realización de aislamientos para la calefacción, ya que tienen un mínimo coeficiente de conductividad térmica. En el aluminio, esta característica se cumple cuando posee RPT o rotura del puente térmico. En estos casos, el aluminio resultará un extraordinario elemento aislante para que las calderas ahorren energía. Los usuarios deberán tener en cuenta diversas consideraciones a la hora de elegir un tipo de caldera u otro, así como los materiales para aislar térmicamente.

Si se requieren cerramientos o aislamientos en los que la estética prime, habrá que decidirse por aluminio con rotura del puente térmico, que además de facilitar aislamiento del exterior, hace posible la consecución de estéticas sumamente variadas. Realice en Bilbao cualquier consulta que considere necesaria sobre su caldera y el ahorro.

Ahorrar calefacción con la caldera

Ahorrar calefacción con la caldera
Cuando los usuarios deciden instalar calderas o estufas en su inmueble, han de considerar varios hechos, entre ellos el ahorro que propiciará un aparato u otro. Hay ocasiones en que el presupuesto no hace factible la adquisición de productos de nueva generación, por lo que hay que tomar otras medidas. Si no se puede cambiar la caldera, al menos hay que proporcionarle un mantenimiento periódico, acciones que serán realizadas por profesionales especializados. Estos también le proporcionarán asesoramiento para aprovechar al máximo el calor, de manera que no se produzca una ineficiencia energética. Para ahorrar calefacción con la caldera, hay que tener en cuenta que el inmueble ha de permanecer bien aislado. No vale una caldera de gran potencia y que consuma poco, si en la caso los cerramientos no son de calidad.

Las ventanas, puertas y otros elementos que aíslan vanos, han de estar óptimamente integradas en los muros. No debe producirse ningún tipo de escape, pues el aire de fuera entraría y el de dentro se escaparía, echando al traste la estabilidad ambiental. Los operarios han de realizar toda clase de trabajos en inmuebles privados y públicos, así como deben proporcionar información fiable sobre la manera de ahorrar sin renunciar a una calefacción de calidad.

Además de la instalación de cerramientos, volvemos al tema de la calidad de las calderas para recordar que existen aparatos especialmente indicados para ahorrar energía. Es el caso de las calderas de condensación, aparatos específicamente preparados para aprovechar los gases causados durante la combustión. Parte de estos gases se reutilizarán, con los consiguientes beneficios para los usuarios.

Estos también podrán informarse en Bilbao sobre las calderas de bajo NOx y otro tipo de calderas de nueva generación. Además, será interesante en algunos casos realizar instalación de cerramientos interiores, por ejemplo, en grandes inmuebles en los que deben separarse las partes para que no haya habitaciones sin habitar que reciban la calefacción.

Las calderas y su nivel de contaminación

Las calderas y su nivel de contaminación
Las calderas cuando están en funcionamiento es inevitable que produzcan determinados gases que irán hacia la atmósfera y que en función del combustible usado por cada caldera serán más o menos perjudiciales para el medio ambiente.

Las calderas que suelen tenerse en los hogares necesitan tener oxígeno en la cámara de combustión para que funcionen.

Según su nivel de contaminación las calderas podrán clasificarse en diferentes grupos como las calderas de tiro natural que son las más contaminantes, en muchas zonas del país ya están prohibidas debido a su alto nivel de contaminación.

Las calderas estancas, aunque no contaminan tanto como las anteriores, es posible que en unos meses también las prohíban ya que su eficiencia es baja y su contaminación alta. Suelen instalarse solamente en algunas viviendas con determinadas características.

Por su parte las llamadas calderas de bajo Nox se consideran también calderas estancas pero en este caso hay límites de las emisiones de óxidos nitrosos a la atmósfera, lo cual se ha logrado con diversas tecnologías como por ejemplo refrigerando las llamas en la rampa de quemadores para bajar la temperatura y reducir de esta forma las emisiones de óxidos nitrosos a los niveles referidos para que una caldera estanca tenga la consideración de caldera de bajo Nox.

Finalmente las calderas de condensación son las menos contaminantes, se trata de calderas estancas de bajo Nox cuyo objetivo es aprovechar el calor latente que contienen los gases de la combustión y cederlo al sistema de producción de agua caliente y calefacción, ahorrando así mucha energía y por lo tanto reduciendo las emisiones de dióxido de carbono hacia la atmósfera.

En muchos países europeos se insiste en la instalación de estas calderas debido al gran ahorro energético que suponen para los usuarios y a la reducción de gases contaminantes, en España cada vez se utilizan más.

Calderas y combustibles

Calderas y combustibles
Las calderas actuales pueden clasificarse de diferentes formas pero puesto que todas ellas funcionan con un combustible, según el tipo de combustible que usen pueden ser de una manera o de otra.

Las calderas eléctricas son las que funcionan con electricidad para conseguir producir agua caliente y calefacción, y calentar así los hogares. A su vez pueden clasificarse en dos grupos, corriente monofásica o corriente trifásica. La primera se refiere a las que requieren menos potencia y la trifásica 380v para las que necesitan más potencia.

En segundo lugar las calderas de gas que son unas de las más utilizadas en la actualidad son las que consumen gas para producir agua caliente y calentar su hogar, así que en este caso es necesario que el gas llegue con una determinada presión y un caudal que sean suficientes.

Tanto el caudal como la presión del gas pueden variar en función del tipo de gas, las calderas para uso doméstico por lo general utilizan Gas Natural, propano o gasoil.

Asimismo las calderas de biomasa son aquellas que emplean como combustible residuos procedentes de la recuperación de masas vegetales y maderas que se encuentran en la naturaleza y del reciclaje de materiales que se desechan en procesos industriales. Dentro de estas calderas las más comunes son las calderas de pellets, las de cáscara de almendra o las de hueso de aceituna.

Por otro lado las calderas a su vez también pueden clasificarse por la temperatura que alcanzan al funcionar.

Las calderas de baja temperatura son las que su temperatura de impulsión está por debajo de los 60 grados, son las de uso doméstico y se usan por ejemplo para los suelos radiantes.

Las calderas de media temperatura trabajan con temperatura de 50 a 90 grados, son unas de las más habituales para instalar en los hogares. Finalmente las de alta temperatura superan los 90 grados y se destinan a procesos industriales.

Calderas murales de condensación Junkers

Calderas murales de condensación Junkers
Las nuevas tecnologías hacen que cualquier cliente pueda beneficiarse de agua caliente y calefacción de calidad, producida a partir de componentes de calidad y resistencia. Para que realmente los aparatos resistan diversas circunstancias en el uso diario, ofreciendo siempre la máxima eficiencia, deben ser siempre tratados por SAT cualificados en calderas. Son diversas las marcas que trabajan los especialistas en ACS y calefacción. Entre ellas se encuentra Junkers, que comercializa calderas murales de condensación, entre otros productos para una optimización del calor ambiental y el agua caliente.

Entre las calderas murales de condensación de esta firma, cabe destacar el modelo CerapurComfort. Los controles son en su integridad digitales, ofreciendo una accesibilidad y control perfectos a todos tipo de usuarios. El diseño se ha modificado con respecto a anteriores modelos, buscando una estructura compacta y que pueda integrarse en muy diversos espacios, también en lugares de muy reducido tamaño. También es interesante desde el punto de vista de la eficiencia energética, pues posee sistemas dedicados a ahorrar energía sin renunciar a la máxima eficacia de difusión.

También podremos encontrar modelos como el CerapurExcellence Compact, un tipo de caldera en la que se ha optimizado todavía más el tamaño. Se trata de una de las calderas más pequeñas o compactas que se comercializan. Con la tecnología Heatronic y una potencia de hasta 36 kW, este modelo se adecua a exigencias muy diversas en el ámbito del ACS y calefacción.

Los usuarios necesitan sistemas que le proporcionan estabilidad en la difusión de agua caliente sanitaria, y también de calefacción. Es importante que, al abrir el grifo del agua caliente, esta no tarde demasiado en correr. La tecnología de microacumulación que presentan muchas de las calderas murales de condensación Junkers, hace posible una obtención inmediata del ACS. Además, la temperatura del agua será estable, obteniéndose con facilidad a través de mandos intuitivos.

Revisiones de la caldera de gas

Revisiones de la caldera de gas
Si cuenta con una caldera de gas en su hogar, sea del tipo que sea, deberá ser revisada con cierta frecuencia por un profesional para evitar problemas, peligros o averías.

Las calderas de gas, según los expertos, deben revisarse cada dos años, por ello no es necesario pagar un servicio de mantenimiento anual.

Según el Reglamento de Instalaciones Térmicas de Edificios esta revisión no tiene por qué hacerla su comercializadora de gas, si lo desea usted como consumidor puede optar también por el fabricante de la caldera o por cualquier técnico mientras esté autorizado.

El precio de la revisión variará según la caldera y la empresa encargada, pero hay que estar alerta. La opción más económica es buscar un profesional independiente con tarifas asequibles, el coste medio entre fabricantes y comercializadoras de gas sería unos 100 euros, y el de un técnico independiente unos 60 euros, pero estas cantidades pueden variar.

Otra posibilidad es tener de forma permanente un contrato de mantenimiento que además de incluir la revisión de la caldera también le ofrezcaa un servicio de reparaciones urgentes y averías, estos servicios tienen carácter anual, pero insistimos en que legalmente no es necesario hacer la revisión cada año.

La revisión de su caldera es independiente a la inspección que las empresas distribuidoras de gas realizan de forma obligatoria cada 5 años. En dicha inspección se comprueba el buen estado de las instalaciones de gas para garantizar la seguridad del sistema.

Para que no haya ningún problema es recomendable que desconfíe de una persona que acuda a hacer la revisión sin previo aviso y sin identificación personal ni de su empresa, tener controladas las fechas de las revisiones anteriores y no pagar en metálico si se trata de empresas.

Es importante tener esto en cuenta para que no intenten engañarle o para no pague más por un servicio que no está recibiendo o que no es necesario.
AVISO LEGAL · LSSI · POLÍTICA DE COOKIES · POLÍTICA DE PRIVACIDAD
Este sitio emplea cookies como ayuda para prestar servicios. Al utilizar este sitio, estás aceptando el uso de cookies. OK Más información